Arequipa, la ciudad de los volcanes

Después de nuestra divertida y estresante experiencia en Huacachina, afrontamos unas doce horas en bus, vimos un amanecer espectacular (bueno, debo decir vi, porque Quico estaba roncando) y luego unos paisajes fascinantes, hasta llegar a Arequipa.

Al igual que Ica, Arequipa ciudad está ubicada en el Departamento que lleva su mismo nombre, al sur de Perú. Es conocida como la ciudad blanca porque el componente más popular utilizado para la construcción es el sillar, un material de naturaleza volcánica que tiene un color blanco/gris. En las construcciones contemporáneas se ha evolucionado a utilizar otros materiales, pero estando en el Casco Antiguo es imposible no maravillarse por las imponentes edificaciones coloniales en sillar como La Catedral o el famoso Monasterio de Santa Catalina.

20160730_153014-PANO

Para nosotros, Arequipa es la ciudad de los volcanes ya que está rodeada de tres volcanes que no se pierden de vista sin importar donde estés: El Misti, El Chachani y El Picchu Picchu. Los notamos en cuanto llegamos. Nuestra habitación aún no estaba lista en El Albergue Español, el hostal donde nos quedaríamos una noche, así que aprovechamos para subir y disfrutar de la terraza donde tuvimos unas vistas fabulosas de los tres volcanes junto con otras montañas que rodean la ciudad.

Estuvimos cuatro días en Arequipa ciudad, luego tres días en el Cañón del Colca (localizado en el mismo Departamento) y después nuevamente regresamos a la ciudad un día más para recuperarnos. Pronto estaremos compartiendo con ustedes la magnífica experiencia que tuvimos en El Colca. En este post les contaremos sobre los paseos, comidas y recomendaciones de Arequipa.

Gran parte del tiempo lo dedicamos a pasear por el centro disfrutando del ambiente festivo que se respiraba por ser las Fiestas Patrias. Además, los primeros días intentamos tomarlo con calma ya que Arequipa está a 2380 metros snm y a mi me afectó la altura. Encima teníamos que preparanos para una mayor altura, a la que estaríamos en El Colca.

Tras varios matés de coca y comidas ligeras empecé a sentirme mejor y estuvimos listos para recorrer la ciudad. Visitamos los siguientes lugares que les resumimos a continuación:

La Plaza de Armas

Caminando unas cuantas cuadras más abajo de nuestro hostal, llegamos a la Plaza de Armas, una de las plazas más hermosas que hemos visitado. A mí me sorprendió el contraste de las edificaciones coloniales en sillar con las palmeras que rodean la fuente de bronce que se encuentra en el centro de la plaza.  El norte de la plaza está ocupado por La Catedral y en el resto están los portales de Arequipa (actualmente oficinas de la municipalidad), la Iglesia La Compañía y la Iglesia Nuestra Señora de la Merced.

IMG_6885

La Catedral de Arequipa

Entramos a visitar La Catedral ya que Majo y Ale nos dijeron que se podía acceder al tejado para tener una vista muy buena de la ciudad y sus alrededores. La Catedral fue construida en el siglo XVII, la mayor parte en sillar.

IMG_6906

El acceso cuesta 15 soles (4.50 USD) y es obligatorio tener un guía a quien se le paga aparte. Primero visitamos el interior de La Catedral y nos llamó la atención el órgano que reposa en la parte trasera. Fue traído desde Bélgica y es de los más grandes de América del Sur; frente a él se encuentra el altar fabricado con mármol. Actualmente este órgano se toca todos los días a las 5 de la tarde. También accedimos al museo y vimos varias reliquias religiosas y objetos de valor. Después nos dirigimos al tejado, donde pudimos ver las dos grandes torres, todas sus campanas y la magnífica vista de los volcanes y la ciudad.

20160730_145731

La estructura de La Catedral se ha visto perjudicada en varias ocasiones, las más notorias: en un incendio en 1844 por lo que fue reconstruida en 1868 y posteriormente, en 2001, el fuerte terremoto que azotó Perú destrozó sus dos grandes torres, una de ellas cayendo sobre la nave central. En el 2002, el 15 de agosto, fecha del aniversario de Arequipa, culminó la última reconstrucción de la misma.

20160730_152032

Monasterio de Santa Catalina

El Monasterio de Santa Catalina fue fundado en 1580 y está completamente construido en sillar. También es llamado Convento de Santa Catalina ya que en el residían las religiosas, apartadas de la ciudad por los gruesos y gigantescos muros que rodean el complejo. La más famosa de ellas fue Sor Ana, a quien los arequipeños le atribuyen milagros y predicciones e incluso está en proceso de pasar a ser la primera Santa de Arequipa. El Monasterio tiene una superficie de 20,000 metros cuadrados, convirtiéndolo en una pequeña ciudad donde encontramos claustros, dormitorios a los cuales les llaman celdas, calles, huertas, una iglesia y hasta un cementerio propio. Su edificación es preciosa, colorida y llena de detalles diferentes en cada espacio.

Llegamos a visitar el monasterio por la mañana y la entrada nos costó 40 soles (12 USD cada uno). Se puede hacer la visita guiada o por cuenta propia. En la entrada nos dieron un mapa con el que íbamos guiándonos todo el recorrido ya que decidimos hacer la visita por cuenta propia. Nos quedamos alrededor de dos horas, pero el tiempo realmente depende de cada uno.

Al entrar pasamos primero por el Patio del Silencio, el lugar donde las religiosas rezaban en completo silencio, luego llegamos al Claustro de las Novicias, un espacio al aire libre con columnas grises en sillar formando arcos alrededor de los árboles que aún conservan.

Más adelante llegamos al Claustro de los Naranjos, mi favorito, todo pintado en azul y con detalles blancos en el techo. Tiene este nombre por los árboles de naranjo que se encuentran en el medio del claustro.

Subimos a una terraza desde la cual se veían los famosos volcanes y el resto de la ciudad. Visitamos todos y cada uno de los espacios del Monasterio por donde se podía pasar viendo las celdas de las religiosas, la lavandería, la cocina e imaginándonos como sería la vida allí dentro. Finalmente llegamos al Claustro Mayor, el claustro más grande de todo el Monasterio que viste con paredes pintadas de un color ladrillo fuerte. El contraste de colores y formas que hay por todo el Monasterio y cómo las plantas hacen juego con los mismos es admirable.

El Mercado de San Camilo

Una mañana nos fuimos a desayunar al mercado de San Camilo. Al llegar nos asombramos con lo grande que es y la gran variedad de cosas que venden, desde frutas hasta artesanías, embutidos y más. Estaba bastante ordenado y señalizado.

Recorrimos todas las áreas parando en los puestitos que nos llamaban más la atención. Al final descubrimos un área donde hacen “sanguches” de pierna, de lomo, de queso, de palta, en fin, de lo que quieran, con el famoso pan arequipeño. Pasamos por allí pero no nos detuvimos porque antes fuimos a tomar un jugo de frutas. Hay miles de puestitos pequeños donde solo atiende una chica y te ofrece algún jugo o batido de frutas. Pedimos el “mixto” que es una combinación de frutas entre las que incluye: platano, papaya, papaya arequipeña, durazno y manzana. ¡Estuvo buenazo!

Después del jugo, Quico se comió un “sanguche” de cerdo que además llevaba cebollas encurtidas y mayonesa, ¡delicioso! Yo no pedí uno porque con el jugo ya estaba llena, pues es bastante contundente, pero le di varias mordidas al de Quico porque no me pude resistir.  Después nos fuimos al pasillo de las frutas y nos compramos varias mandarinas, palta y luego una bolsita de pan arequipeño por 1 sol, en el pasillo de la panadería.

El Claustro de la Compañía

En Arequipa se nota mucho más la presencia  de la conquista española que en cualquiera de las otras ciudades que hemos visitado en Perú. Esto se debe, en gran parte, a que se han preservado muchos edificios con el diseño y arquitectura de la época. En vez de mantenerlos cerrados, lo que ha hecho el gobierno de la ciudad es arrendar los espacios a restaurantes y comercios, principalmente turísticos. Esto hace que la ciudad tenga un toque muy especial ya que caminando por allí nos encontrábamos con entradas a patios internos con pequeñas plazas y al entrar veíamos las puertas a comercios o restaurantes.

En uno de nuestros paseos encontramos una de éstas entradas y quedamos en el Claustro de la Compañía. Este complejo consta de dos pisos. En el primero hay una fuente en el medio y un gran espacio abierto, rodeado de columnas trabajadas con relieves de distintas formas que fue lo que más nos llamó la atención. Subimos al segundo piso en dónde nos quedamos sentados bastante tiempo contemplando la puesta de sol y viendo pasar a otros visitantes, que, al igual que nosotros, se quedaban asombrados con la belleza de este lugar. Al bajar descubirmos que había otro claustro de tamaño mas reducido y un paseo que comunica con la calle trasera.

20160730_165048

IMG_6918

Bordenado el Río Chili

Un día decidimos ir a explorar los puentes que cruzan sobre el Río Chili, el cual atraviesa la ciudad de Arequipa. El más antiguo es el Puente Bolognesi construido en sillar, seguido del Puente Grau también en sillar. Quico tenía muchas ganas de llegar hasta el Puente Fierro, que según los arequipeños fue diseñado por Gustave Eiffel.  Salimos temprano y caminamos hasta una calle principal por donde seguimos bordeando el río. Lastimosamente el paseo que bordea el río no está muy bonito y al final no conseguimos llegar hasta el Puente Fierro porque el camino no se veía muy seguro en mi opinión, así que solo nos detuvimos para girarnos y contemplar el paisaje y luego retomar el camino hacia el centro de la ciudad.

Picantería La Capitana

Las picanterías son restaurantes de comida tradicional donde sirven platos muy abundantes. Llegamos ahí después de leer sobre estos locales tradicionales en Internet. No es de los lugares más baratos para comer,  pero está muy bien de precio por la cantidad de comida que te ofrecen y además por la experiencia.

El 90% de las personas que estaban allí eran peruanos. Las mesas son compartidas. No hay turnos sino que tienes que esperar cerca de una mesa, atento a las sillas que queden libres y ser más rápido que los demás. Nosotros llegamos y al principio estábamos un poco confundidos hasta que se nos acercó una mesera y nos llevó a una mesa que pronto tendría algunos puestos libres.

Nos sentamos finalmente y unos minutos después llegaron cuatro señores arequipeños a acompañarnos durante nuestro almuerzo. Quico se comió un cuy a la brasa. Normalmente sirven 1/4, pero en la Picantería La Capitana le sirvieron uno entero y se lo comió todo. Yo pedí un menu americano que constaba de locro de papa, estofado de ternera, arroz blanco, tallarines rojos y una ensaladilla. Los señores nos recomendaron mucho los tallarines rojos y definitivamente estaban deliciosos. Compartimos un par de jarras de chicha morada con ellos e intercambiamos unas cuantas palabras entre tanta comida. Salimos rodando pero todo estuvo exquisito. Si están en Arequipa, no dejen de ir a uno de estos tradicionales y únicos restaurantes.

INFORMACION PRACTICA

Transporte Ica-Arequipa: Bus de la compañía CIVA – Precio del tiquete: 26 USD – 12 horas de recorrido.

Hay otras compañías que también ofrecen el transporte. Los tiquetes se pueden comprar en https://busportal.pe/ donde también encontraras información sobre las tarifas, rutas y horarios

Hospedaje: En Arequipa nos hospedamos en dos hostales diferentes por temas de disponibilidad:
1.El Albergue Español: Precio por noche de una habitación privada doble: 12 USD
2. Cazorla Hostel: Precio por noche de una cama en dormitorio compartido: 6 USD

Para más información de ambos hostales: www.tripadvisor.com donde hemos dejado nuestra opinión completa.

Lo que no puedes dejar de visitar: la Plaza de Armas, el Monasterio de Santa Catalina y la Picantería La Capitana.

Recomendaciones para el mal de altura: Después de informarme y leer mucho sobre el mal de altura al encontrarme fatal el primer día que llegamos a Arequipa, les dejo la siguiente información:

  • El mal de altura ocurre porque a mayor altura, las partículas de oxígeno están más dispersas en el aire lo cual hace que al respirar, inhalemos menos oxígeno del que estamos acostumbrados.
  • Los sintomas varían dependiendo de la persona y hay personas, como Quico, a quienes no les afecta. Aún no se ha determinado por qué le afecta a algunas personas y a otras no.
  • Los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, cansancio muy rápido (que fue mi caso), mareo y vómito.
  • Para evitarlo les recomiendo 100% tomar té de coca o masticar hojas de coca o caramelos de coca. Están por todas partes y para mi fue muy efectivo.
  • Dormir y descansar. Intentar no esforzare demasiado los primeros días.
  • Evitar las carnes a toda costa. Se recomienda comer alimentos ricos en azucar como los carbohidratos y las frutas.

Fecha de nuestra visita: 29 de Julio al 5 de Agosto


Para más información sobre Arequipa o si tienes alguna pregunta sobre nuestro post, déjanos un comentario o escríbenos a mochilasrojas04@hotmail.com

Si quieres saber más sobre nosotros: About
Posts created 16

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top